Codemarkets

En estos momentos, hacer marketing responsable y de forma profesional hace la diferencia para que las empresas avancen de manera sostenible hacia las nuevas tendencias que se proyectan en esta próxima década, estamos hablando de una realidad, hacer marketing científico es liderar el posicionamiento y la innovación de tu marca, el uso de las matemáticas aplicadas está superando la web y el social media.

Una de las áreas que requiere mucha inversión, especialidad, equipo de trabajo multidisciplinario, expansión hacia nuevas metodologías y análisis en el comportamiento profundo del consumidor, de los clientes, de las audiencias digitales, es contar con una visión global del departamento de marketing on&off line 360, que se adapte a los cambios en los negocios, economía, cultura, sociedad, tecnología e inteligencia artificial.

Todos los esfuerzos de la inteligencia del mercado en las empresas deben estar enfocados en los procesos de innovación estratégica, en la transformación digital del negocio, en las comunicación y publicidad diseñada hacia consumidores y audiencias específicas, y que todo cambio por mínimo que represente hacia factores externos, debemos estar acorde a la realidad y mantener la posición de nuestros productos y servicios como líderes en la categoría, resaltar valores, credibilidad, confianza y liderazgo de nuestra marca.

La investigación de mercados no tradicional, está acompañada de especialistas en distintas áreas: Antropología, Psicología, Sociología, Semiótica, Marketing estratégico y digital, al unir todo el capital de conocimiento y al enfrentarnos a los hallazgos de estudios profundos sobre el consumidor, sobre la persona que digitalmente está detrás de las diferentes tribus en las redes sociales, al descifrar la nueva era en la investigación interpretativa de los diferentes códigos que poseen las distintas plataformas digitales, es entonces donde se construyen las estrategias y las tácticas para conectar con las personas, segmentando el nicho de nuestro mercado, demostrando el valor que generan en la calidad de vida del consumidor los productos y servicios, saber comunicar en estos tiempos y crear publicidad no tradicional orientada a la digitalización de consumo de información y contenido que sea importante para las recientes audiencias a través de los medios de digitales y sociales cómo son Google, Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube y otras plataformas en línea.

Explicando el Marketing Científico:

La cantidad de datos que se producen y se generan del uso de las tecnologías de la información digital tiene una tendencia hacia la creciente demanda de contenido online, y, por ende, es ahí donde se abren las dos formas en que los consumidores realizan transacciones tradicionales y las transacciones de los datos que se generan a través de las plataformas digitales.

En las transacciones tradicionales encontramos los registros e historial de ventas, encuestas y estudios de mercados, kpi´s de satisfacción al cliente, programas de fidelización, etc.

Los consumidores actuales, generan cada vez más transacciones digitales a través de las redes sociales, comercio electrónico y análisis de big data, que son herramientas que sirven para analizar tendencias en el comportamiento del consumidor y del mercado, es en esta convergencia de información donde los departamentos de marketing integral analizan la información recolectada para optimizar recursos y enfocar las estrategias basados en la interpretación de la información.

Establecidas las fuentes de información, el Marketing Científico, es la aplicación de métodos analíticos como la informática, matemáticas aplicadas, estadística y métricas web que tienen como fin la extracción para la ejecución de las estrategias de marketing en relación a los datos del mercado.

La evolución del marketing científico

En 1960, Jerome McCarthy definió el concepto de marketing tradicional basada en las famosas 4P: Producto, punto de venta y promoción. Desde entonces todas las estrategias se basaban principalmente en los criterios y juicios de empresarios y departamentos de marketing que tomaban decisiones muchas veces de forma instintiva. De hecho, hay metodologías como los “focus group” que dejaron de ser herramientas para interpretar información y que brindaban falsos positivos y el resultado era el fracaso en la toma de decisiones por no conseguir los objetivos proyectados.

Antes se realizaban encuestas abiertas y cerradas pero que no contaban con todos los elementos suficientes para adquirir información relevante que convirtiera los específicos de la misma para descubrir lo que la gente pensaba. Pero hay un principio vigente y dominante en la actualidad: “Todo mundo miente”.

Finalmente, los resultados en el diseño y elaboración de estrategias de marketing eran basados en principios equivocados o subjetivos, con sesgos o malinterpretados.

Los grandes expertos en marketing como Martin Lindstrom y Jurguen Klaric, nos llevan a otro nivel de hacer marketing científico y con el uso de herramientas y tecnología para entender a profundidad en el comportamiento del consumidor, las tendencias del mercado, los laboratorios de neuromarketing como ciencia aplicada, y más allá de lo tradicional es entender a las personas y los cambios del mercado global. La investigación de mercado se volvió científica con el uso de las diferentes disciplinas para cubrir las demandas del consumidor de esta era digital: Antropología, psicología, sociología, semiótica, estadística y analítica web, es lo que en la actualidad se debe considerar como un departamento de marketing integral.

Cualquiera que sea la aplicación del marketing científico, debe seguir la dirección del método científico que consiste en 6 pasos que deben cumplirse para considerarse como tal: Observación, inducción, hipótesis, experimentación, demostración y teoría.

El marketing científico es tan importante porque nos permite gestionar nuestros clientes con inteligencia de marketing y de negocios, porque implica el conocimiento profundo de nuestra cartera de clientes y del potencial de nuestro segmento de mercado.

El resultado final de cualquier análisis de mercado, más allá de los datos obtenidos, es una síntesis que se fundamenta en observaciones objetivas de gran aporte técnico y de conocimiento valioso para tomar decisiones estratégicas y lograr los objetivos de la empresa.

Por ejemplo, la aplicación del marketing científico la podemos valorar en el caso del marketing digital que es tendencia fuerte en el mercado global, y donde las empresas deben invertir para dar respuesta a las necesidades del consumidor.

En este escenario, existen formas de inversión en publicidad online, para el caso, Facebook, YouTube, Apps móviles, email marketing, Google Adwords, etc. Todas las plataformas digitales que tienen presencia en internet en la actualidad nos proporcionan información detallada de los usuarios, de los clics que hacemos dentro de un sitio web, ventas y costes; existen herramientas que nos ayudan a optimizar los presupuestos para hacer más eficientes en la inversión de nuestras campañas de publicidad digital, es así donde encontramos otra aplicación del marketing científico como es el posicionamiento web, que consisten en estar dentro de las primeras posiciones en los motores de búsqueda y así liderar la capacidad de vender en función de estar en primera posición.

Con Google Analytics tienes otra poderosa herramientas donde te permite medir y conocer todo lo que los usuarios buscan de ti, por ejemplo: con qué términos los clientes buscan tus productos y servicios online, qué término es el más utilizado como palabra clave, conseguir información que sea de gran interés para gestionar futuras campañas de publicidad o inclusive desarrollar nuevas áreas de negocios.

El marketing tradicional ha evolucionado a través de la transformación digital a la que se enfrentan las empresas para estar y mantenerse al día innovando y liderando los nuevos avances en la tecnología y adaptarse a los cambios que el mercado presenta como oportunidad de mejora continua; los departamentos de marketing modernos tienen que considerar la visión creativa y el diseño del pensamiento a la visión analítica e integral de muchas especialidades, ya que toda la información que se genera en nuestra actualidad se resumen en ecuaciones y algoritmos que se deben tomar en cuenta para dar respuestas de marketing como por ejemplo:

¿Cuál es el perfil psicográfico de mis clientes?, ¿Cuál es la plataforma digital que más retorno de inversión genera a la empresa?, ¿Cuál es la tendencia que tiene mi nicho de mercado?, ¿Qué productos y servicios valoran más mis clientes?, ¿Cómo puedo agregar valor a mis productos, para que mi marca sea líder dentro de su categoría?

En conclusión, se trata de entender a profundidad al consumidor desde una perspectiva cualitativa e interpretar la información y datos de aplicaciones de transcendencia digital de manera cuantitativa; uniendo nuestras variables de contenido e información, podremos entender la visión de innovar y ofrecer lo que nuestros clientes desean según sus necesidades y expectativas.